07 julio 2010

Respuesta de regalo

I
Ahora que esta marea
de párpados empapados
y latidos desbordados
sobre mi playa bajea,
toma el cetro de la idea
conque me ungió tu ternura
pues al beber la lectura
de tu deliciosa décima
no quedó en mi una centésima
de ideas, ni de cordura.
II
No preciso otro reinado
cuando la hija más bonita,
una corona bendita
de afecto ya me ha otorgado;
ya me siento coronado
y en lo que deseas abundo
este amor noble y profundo
conque el mirar me humedeces
rebasa, con muchas creces
a todo el orodel mundo.
III
Como serán la virtud
y el caudal de tus decretos
que a Dios, para estar completo
sólo le pido salud;
prolongar la juventud
y la firmeza del paso
para que al sentir escaso
tu cariño imprescindible,
mil viajes hagan posible
tus sesenta mil abrazos.

Víctor Hugo Márquez

1 comentario:

Victor dijo...

poder ser testigo de este intercambio es una BENDICION! Los quiero y admiro a ambos.