14 febrero 2008

¿Qué es el amor?

Todos hemos expresado muchas veces que sentimos amor por alguien, pero ¿quién sabe realmente lo que es el amor? Para unos será lo mismo que la pasión, para otros será comprensión o cariño, para otros compañía o solidaridad. Otros pensarán que es una cosa que no existe. Para las tiendas es la mejor manera de sacarle dinero a la gente el 14 de febrero de cada año. Para los sitios de contacto, la mejor manera de sacarle dinero a la gente todo el año.

Hoy, para celebrar el día de San Valentín, he decidido preguntarles a unos cuantos amigos qué era para ellos el amor. Sé que es una pregunta difícil, pero les pedí que respondieran lo primero que les viniera a la mente, sin pensarlo mucho. Y he aquí algunas de las respuestas, incluida la mía. Es sorprendente la variedad, pero no me atrevería jamás a decir que alguna es la cierta. Todas lo son.

- “Es un estado. Te sientes atraida hacia otra persona, con la que quieres pasar tiempo, compartir cosas físicas y espirituales...”

- “Una reacción química que no entiende de leyes químicas”

- “Es el estado de embriaguez que sufre una persona, provocado por otra persona”

-“Para mí, el amor amado es una mierda……………… No recuerdo haber sido feliz gracias al amor durante más de minutos. Firmado: Resentida. Prefiero el resto de amores”.

-“Paz. Tirar las barreras que hoy en día hacen que las personas estemos tan lejos los unos de los otros”

- "El amor es un vacío que te entra en el estómago cada vez que piensas en esa persona y que a veces te hace llorar de alegría"

- "El amor es... (como las barajitas, jijiji) : disfrutar el milagro del encuentro, maravillarse del sortilegio de verse y reconocerse en la mirada del otro... sumar a tu perspectiva del mundo, la perspectiva del otro... en la calle y en la cama ser mucho más que dos... Amo, ergo, soy".


Querido Busaquero ¿qué es el amor?

Gracias a Marta, Eddy, Toni, Vicky, Betsa y Mateo.

06 febrero 2008

Volver...


Demasiado tiempo sin pasar por esta busaca... ahora vuelvo con la cabeza un poco agachada por la vergüenza y sin saber si alguien me esperará por aquí o pasará siquiera a saludar.

Este año no ha habido propósitos ni despropósitos, ha empezado como un huracán, sin dejarme tiempo de hacer balance, de revisar, de empezar de nuevo como cada principio de año.

Se avecinan muchos cambios y el miedo me paraliza un poco.

Hoy me siento un poco mayor (no vieja) y con ganas de preguntármelo todo, con valentía de cuestionarlo todo una vez más y con un poquito más de seguridad en mí misma. Eso se lo agradezco al 2007, un año de lucha, porque no le puedo dar otro calificativo.

He luchado en el trabajo. Una nueva experiencia laboral, un gran aprendizaje y muchos, muchos golpes que poco a poco he ido encajando. Hoy veo al mundo mucho más perverso pero estoy un tanto más relajada.

He luchado en el amor, aún no sé si voy ganando la batalla, pero sigo adelante.

He luchado un año más por no agarrar mis cuatro peroles (bártulos, corotos) y volar al otro lado del charco.

Por supuesto que no estudié inglés, ni francés, ni hice teatro, ni el taller literario, ni todos los viajes que quería. Estoy empezando a pensar que el año en el que uno cumpla sus propósitos, debe preocuparse, porque entonces ¿qué queda para el siguiente? a lo mejor es por consolarme, pero es una señal de estar vivo, eso de seguir teniendo los propósitos nuevecitos.


He vuelto y pienso quedarme ¿será que tengo compañía?