18 octubre 2007

Todo lo que se ignora, se desprecia

Esta frase, de Antonio Machado, pronunciada por un ex-indigente-ahora-blogger me da mucho que pensar. Es aplicable a todo. De la ignorancia nacen los prejuicios y las posiciones extremas. Es simplemente miedo a lo desconocido.

Ese miedo que nos hace defendernos, alejarnos, mantenernos y afianzarnos en nuestra ignorancia.

Hoy en el evento "Blogs, La Conversación" se habló de muchos temas y cómo son tratados en los blogs: educación, acción social, feminismo, relaciones sociales.

Me impactaron sobre todo las experiencias en la acción social con los blogs. Pedro Cluster, autor de INDIGENCIA nos cuenta cómo en su blog trata ayudar a los que, como él en el pasado, viven en la calle. Las cifras que nos proporcionó fueron reveladoras: una buena parte de las personas que duermen en cartones lo hacen porque algo muy fuerte les ha pasado en la vida, más del 16% tienen títulos universitarios, más del 64% tienen estudios secundarios, más del 30% no tienen ninguna adicción, y sobre todo, no son delincuentes. Si lo fueran, dormirían bajo techo.

En esa bitácora denuncia la situación de estas personas, sus verdaderas historias. Quiere ayudarnos a conocer para dejar de despreciar.

Por otro lado, May Escobar, de la Fundación Bip Bip nos contó cómo, a través de un post en este blog, lograron llegar a una red de 50 blogs en 48 horas y de ahí saltar a los medios de comunicación, lo cual les dejó el maravilloso resultado de la donación de 250 ordenadores usados para un proyecto y que se doblaran las visitas en su página web, es decir, visibilidad.

Olga Berrios, de la Fundación Chandra, también contó sus experiencias formando a gente en pequeñas asociaciones sin fines de lucro por toda España. Habló de la brecha digital, que también es una brecha mental, porque, una vez más, hay miedo a lo desconocido.

Hubo muchos otros temas interesantes. El debate sobre la mujer en la blogosfera estuvo candente, de la mano de Montse Boix, Tíscar y Rosa de El País.

El final, con el proyecto Yo, Digital, fue sencillamente alucinante.

Más info sobre el evento en: el Blog de Octavio Rojas (organizador), La Broma, Ciberprensa, ALT1040, SimDalom.

¡Gracias!

08 octubre 2007

Superpoderes


Ser invisible, volar, tener vista de rayos equis, respirar bajo el agua…

Todos, alimentados por la ciencia ficción y por ese deseo insaciable de llegar donde jamás podremos, hemos soñado alguna vez con tener súper poderes.

Algunos lo soñaron en la infancia, mientras jugaban. Mi prima Fabiana y yo jugábamos a ser las “gemelas fantásticas” una versión mejorada y mucho más original que la de los hermanos de la liga de la justicia. Zan y Jayna, siempre seguidos de Glyck (el mono) sólo lograban convertirse en animales, ella y en cualquier cosa de hielo, él. Era absurdo. Nosotras, en cambio, nos convertíamos en cualquier cosa, incluso en personas. En forma de… parapente, uva de playa, globo, director del colegio.


También quería ser la mujer maravilla, pero supongo que más porque estaba buena que por otra cosa. Ella no tenía poderes muy del otro mundo. Eso si, su avión era lo máximo.

Ahora, con mis 33 años, tengo momentos en los que quisiera tener poderes y me pregunto si a los demás les pasará lo mismo o es que yo soy demasiado infantil. No sé si es una técnica para evadir la realidad “adulta” pero lo cierto es que de sólo imaginarlo, lo disfruto.

Yo, si pudiera tener poderes mágicos, elegiría estos, en orden de prioridades:

Hablar todos los idiomas. Aunque con 30 me conformo, jejejeje. Me parece increíble poder comunicarme con todas las personas, poder leer los libros en su idioma original, igual que las pelis. Podría tener trabajo en cualquier parte del mundo.
Ser invisible (yo y mi ropa, porque eso se estarse desnudando es un rollo) – quizás sea un poco chismosa? Cotilla? Brollera? No, es más bien para entrar a conciertos y esas cosas cuando no tengo plata. Subirme a un avión, tren o barco y viajar gratis. Y no voy a negar que espiaría un poco, no voy a mentir.
Volar. Por la sensación del viento en la cara, por las vistas desde arriba, por evitar el #$%&&/() tráfico.

No me interesa leer la mente de los demás, eso puede ser muy deprimente. Con mis pensamientos me basta y me sobra. Además prefiero tragarme la excusa de algún amigo para no quedar conmigo, que “no tengo ganas de ver a esta pesada (ladilla)”

Tampoco me inclino por atravesar paredes, eso es vagancia. Ni ver a los muertos, me da miedo. Tampoco ser súper fuerte, ese poder me parece aburrido. Adivinar el futuro…aburrido también.

Me gustaría saber qué poderes quisieran tener los demás, al menos los que visitan esta busaca. Y sobre todo, por qué.

02 octubre 2007

Grado 33

Son los que tengo, no puedo negarlos ni evitarlos.
Tampoco quiero.
Hoy me siento feliz.

Gracias a TODOS:

Papá-Mamá-Edmundo-La negra-El negro-Martín-Pepe-Betsa Vicky-Pablo-Sheila-Jesús-José Luis-Alfonso-Marta-Gus-Tía Purita-Pilar-Prendo-Juan-Pru-Lentejuela-Marcos-Tía Purita-Lulú-Andrea-Tía Mary-Tío Iver-Chuñi-Iver D.-CRis-Edgar-Christian-Corin-Joan-Jade-Alex-Karla-Victoria--Vero-Mary-Natalia-Cecilia-Joaquín-Adrián-Susana-Marcos-Ana Daniela-Jesús U-Nidia-Yarima-Leslie-Shirley-Andreína-Eze-Caro-Sr.Jesús-Sra.Cira-Teresa-Víctor-Adriana-Gabi-Iris-Max-Chapo-Gonzalo-Luisa-Natali-Hugo-Eli