04 julio 2007

Coleccionista

Cocuyo, lucero, sortilegio, aquelarre...

Soy una coleccionista de palabras. Me gusta guardar mis favoritas en mi cabeza, hacer listas con ellas, pronunciarlas para ver como suenan. A veces las pronuncio como los españoles o con acento gringo a ver qué tal.

Las palabras me curan y con ellas a veces me siento capaz de curar a otros. Me ayudan a estar viva. Muchas veces me las invento y salen cosas muy diertidas. Las escucho por ahí.

Remendar, comensal, tridente, aperitivo...

A veces también las odio. Las palabras son capaces de destruir tanto como de construir.

Las palabras hieren y en ocasiones es mejor guardarlas. Una imágen vale más que mil palabras, pero yo sin las palabras sería incapaz de vivir. Hoy quiero reivindicarlas, sacarlas a pasear.

Guardafango, sahumerio, esperpento, tarantín, hechizo, miércoles, anaranjado, celestial...