21 enero 2007

As long as it lasts

Mi intención de contenerme fue inútil. Desobedientes, los dedos de mi mano derecha se hundieron en tu pelo, mientras el señor que toca el tambor en mi pecho* aceleraba el ritmo hasta niveles casi mortales.
La suavidad de tu alma comenzó a derramarse hacia fuera, hacia tu piel. El cielo quiso formar parte y las estrellas miraron hacia abajo. Una de ellas, junto a la luna, se estampó en mi ombligo. Tú tocaste a los astros y decidiste quedarte, magnetizado.
Mientras, los constantes azotes de ese mar llamado miedo intentaban hacerme retomar la tristeza del control, la muerte de la vida sin vida.
Aguanto. Aún con el riesgo de un enésimo naufragio. Mis dedos vuelven a hundirse, y deciden quedarse.

*Orig. de la hirma

8 comentarios:

Luz A. dijo...

Guao!

Sólo agarrate y bien fuerte, si es que el deseo proviene de tu interior.Ponte el cinturon de seguridad, si asi lo prefieres. De lo contrario déjale atrás.

Un Abrazote

Con olor a canela dijo...

China!
Estremecedor. Provoca vértigo. Y eso me recuerda la definición de vértigo que hace Milan Kundera en "La insoportable levedad del ser": No es el miedo a la altura, es el miedo no admitido a querer dejarse caer... (o algo asi). Un abrazo.

Anónimo dijo...

pues yo no me andaría con nada de cuidado, así somos como una veleta en alta mar, como un barco pirata lleno de borrachos, entre luna y luna pasa el tiempo, y no vaya a ser que nos quedemos mirando como pasan las cosas no no no... quedate, deja que hable tu ombligo, si eso es lo que quieres.... besos
laonza

Pilar Faneite dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pilar Faneite dijo...

And it WILL last as long as you both want it to. Greetings from the girl next door.. :)

Lara dijo...

esa arena regañona en los ojos y el peligro de que otro carro te arranque la mano cuando te asomas por la ventana en pleno viaje, no son suficiente impedimento como para dejar de hacerlo...
viaja que las subiditas y bajaditas se sienten rico en el ombligo, como mariposas hiperactivas...
no mires atrás que todo se hace pequeño con la distancia... mira hacia adelante que las cosas se van haciendo más grandes y más tuyas...

Lara dijo...

y gracias por plagiarme... estoy jocháa, como dicen en el terruño caliente

El papá de Paula dijo...

El miedo??

El miedo siempre está ahí... alrededor nuestro... pero bueno, no es valiente el que no tiene miedo... valiente es el que tiene miedo y lo enfrenta.

Yo espero que tus dedos decidan quedarse por mucho, mucho, mucho tiempo...