26 julio 2006

Ángel de la Guarda*

Ángel de la guarda, dulce compañía, no me desampares ni de noche, ni de día, no me dejes sola, que me perdería.

Llévame al 6-B y a la sopa negra, al viento inagotable y las palmeras endebles, a la hamaca en mi cuarto desordenado.

Muéstrame un anaranjado de atardecer a las seis, un sol hundiéndose en el lago brillante. Un nacimiento de estrellas y caminos de luna reflejada en el agua. Un relámpago insistente, de nombre Catatumbo.

Ayúdame a volver al parque de atracciones que era la litera de madera y a huirle a la correa poco cumplidora.

Haz que la brisa de la tarde me traiga desde abajo ese silbido que anuncia la llegada del cariño, el pan dulce, el queso de bolita, los cambures manzanos y la música del cuatro.

Despiértame temprano para ir al colegio con peinados de reina hechos por las manos del amor, saltando los peldaños de dos en dos para que no me deje el transporte.

Salúdame a las amigas y diles que pronto jugaremos a la liga, al quemao, a los yaquis, al sesesé e intercambiaremos barajitas, tan pronto como suene el timbre. Después ensayaremos la poesía para el acto. Y mentiremos para bajar a tomar agua.

Dile a mi madre que quiero cenar panquecas del tamaño del plato, con mantequilla y queso. Y guarapo de limón con panela.

Rezo un padrenuestro, un avemaría y un ángel de la guarda, dulce compañía…

Que no me desamparas ni de noche ni de día

Gracias por la dorada isla
Gracias por las perlitas de hielo

*2000

4 comentarios:

Con olor a canela dijo...

Amén.

Olí las panquecas, escuché el cuatro y hasta se me aguaraparon los ojos. Arrechísimo busaquita.

Luego me he preguntado qué tanto de esa fe ciega de las oraciones de la niñez podremos recuperar después de tanto descreimiento.

Sarastro dijo...

Lástima que dios no exista (y si existiese habría que someterlo a un juicio sumarísimo, no veo necesario explicar por qué). ¡Sería tan fantástico poder creer en un ángel de la guardia como el de nuestra infancia!

Nidia dijo...

Dios !!!!! Angel de mi guarda !!! Chinitaaa !!! Cada vez que leo tus líneas me transporto a eso maravilloso tiempo.....y confieso que lloro como niña recordando cada momento y felicidad vivida. Amiga aqui o allá, de un lado u otro del charco la nostalgia de esos tiempos son los mismos. Simplemente gracias por compartir esos momentos conmigo. TE AMO.NC

FEDERICO dijo...

CASI LLÓRO... Y CON LO MACHO QUE SOY YO!!!!

SARASTRO: PANA NI YO LO HUBIESE ESCRITO MEJOR!

PREMIO NOBEL DE LA SINCERIDAD PARA SARASTRO!